Merkel rectifica y levanta el límite de 52 GW para el apoyo a la fotovoltaica y modifica la regla de distancia a la eólica terrestre

La fotovoltaica alemana por fin respira. El gobierno federal alemán que dirige la canciller Angela Merkel ha acordado eliminar el límite en el apoyo a proyectos solares que estaba situado en 52GW y que amenazaba con colapsar las instalaciones de fotovoltaica y almacenamiento en los hogares alemanes. Además, acordó permitir que los gobiernos regionales del país decidan si imponen o no una regla de distancia mínima de un kilómetro entre los nuevos parques eólicos terrestres y los asentamientos urbanos más cercanos.

El ministro federal de Economía, Peter Altmaier, dijo: “El acuerdo de hoy es un excelente resultado para la transición energética y la protección del clima. Y también es un fuerte estímulo para la economía y el empleo, especialmente en estos tiempos difíciles. Las energías renovables son una tecnología de futuro, y continuaremos acelerando la planificación, que también forma parte del acuerdo de hoy, para hacer un mayor uso de las oportunidades digitales en los procesos de planificación y aprobación”.

Pero lo realmente importante era hacer desaparecer la espada de Damocles que amenazaba a la fotovoltaica. “Con este acuerdo, mantenemos nuestra palabra de abolir el tope a la fotovoltaica: el tope se ha levantado antes de agotarse», destacó Altmaier.

Merkel pone contra la pared al sector renovable: la fotovoltaica y el almacenamiento en el hogar se colapsarán en 2021 si no elimina el límite de ayudas

La presidenta de la organización empresarial alemana para la industria de energía y agua (BDEW), Kerstin Andreae, dijo: “Es gratificante que las facciones del gobierno finalmente hayan roto el nudo gordiano, especialmente con miras a la ansiada retirada del tope fotovoltaico”.

“Esto era urgente y necesario para la expansión de las energías renovables y, por lo tanto, para la protección del clima. Ahora depende de los estados federales: deben apoyar activamente la expansión de la energía eólica y, por lo tanto, evitar regulaciones que limiten el área mediante intervalos de tarifa plana».

La asociación alemana de energía eólica BWE también acogió con satisfacción el acuerdo. El presidente de BWE, Hermann Albers, dijo: “Básicamente, es bueno que no haya distancias mínimas para la energía eólica en tierras reguladas por la ley federal. La responsabilidad permanece en los estados federales. Es importante que los estados presenten regulaciones manejables que se adapten a sus circunstancias. Podemos cuadruplicar la capacidad para 2050 con una cantidad de plantas similares a las actuales y entregar 770TWh de electricidad limpia para la transición energética».

Fuente: https://elperiodicodelaenergia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =