Este material hecho de aire podría ayudarnos a combatir el cambio climático

2

Estoy a 10 metros en el aire. A mi alrededor se percibe un zumbido constante de motores. Fuera de la torre de control donde me encuentro, el sol comienza a salir.

A medida que lo hace, los colores de nuestra planta de producción empiezan a cambiar. Al igual que las catedrales de Monet, los negros y naranjas de la noche se tornan azules y grises a medida que nuestro equipo se inserta en el contexto del día. En mi opinión, es como un cuadro, pero no por los colores.

Salgo de la torre de control y subo un piso más, a aproximadamente 12 metros en el aire, encima del tanque de conversión de los gases de efecto invernadero.

Hace algunas noches me encontraba aquí, donde llovía y había ráfagas de viento mientras preparábamos el tanque para una nueva campaña de producción.

Hoy, el aire está calmo, y es aquí donde combinamos ese aire con los gases de efecto invernadero para producir un material llamado AirCarbon.

En peso, AirCarbon se compone aproximadamente del 40 % de aire y del 60 % de gases de efecto invernadero. Sin combustibles fósiles. Solo una combinación de aire y emisiones de carbono capturadas, que de otra manera serían parte del aire.

AirCarbon es un material especial. Se produce en la mayoría de los organismos vivos, desde humanos hasta animales y árboles, una molécula antigua a nivel evolutivo que se utiliza para almacenar carbono. Es biodegradable, tan fuerte como el plástico y se puede fundir y modelar.

En los últimos trece años descubrimos cómo lograrlo a partir del aire y los gases de efecto invernadero. A toda hora en esta planta, nuestro equipo supervisa, regula y optimiza este material.

Nuestro objetivo es no contar con incidentes. Nuestro tanque de acero inoxidable se sostiene firme, el aire y los gases de efecto invernadero fluyen hacia la base del tanque y nuestro biocatalizador extrae carbono, oxígeno e hidrógeno de esos gases y los transforma en moléculas de AirCarbon.

Pero a medida que miro por el visor de inspección del reactor, elevado ahora a 12 metros en el aire, y veo la solución blanco pálido de AirCarbon en agua moviéndose y fluyendo, el sentimiento es inconfundible.

AirCarbon ya ha firmado acuerdos a nivel mundial que crearán un valor significativo al reducir el costo para los consumidores, eliminar el combustible de nuestros productos y reducir la cantidad de carbono en el aire

Cuando iniciamos Newlight en 2003, hace trece años, creíamos que si pudiésemos transformar los gases de efecto invernadero en un material fuerte como el plástico pero a un menor costo, entonces podríamos sacar el carbono del aire y el plástico del mundo, a una escala mundial.

Esa era nuestra idea, pero por muchos años tuvimos dificultades. Primero en un garaje, después en dormitorios y por varios años en una instalación tranquila en el sur de California. Finalmente, siete años después, en 2010, logramos un gran avance y descubrimos cómo extraer carbono de los gases de efecto invernadero para producir AirCarbon con una producción como nunca se había logrado anteriormente: Nueve veces más que antes.

Con esto, teníamos economía, la capacidad de ser más competitivos con el plástico en términos económicos, y silenciosamente nos ampliamos. En agosto de 2013 llegamos aquí, a esta planta, sobre este tanque. Diez años después de haber comenzado, nos ampliamos a escala comercial por primera vez, y este fue nuestro cuadro; tal vez no tan hermoso como otros, pero el lienzo en el que habíamos estado trabajando durante tanto tiempo.

Antes de Newlight solía pintar, pero después de Newlight no tenía tiempo y lo dejé. En ocasiones, la gente solía preguntarme si lo extrañaba, y yo decía que no, el sentimiento es el mismo en la ciencia.

Lo curioso acerca de pintar, sin embargo, es que se descubre un placer en el acto de la creación, un sentimiento de satisfacción profunda al lograr que algo cobre vida, pero una vez que la pintura está finalizada y se coloca en la pared, esa ráfaga de satisfacción comienza a desaparecer.

La gente a veces me pregunta si estoy orgulloso de Newlight. Sí, lo estoy. Estoy profundamente orgulloso de la gente de Newlight que se ha sumado a su misión y trabaja día y noche, aportando a su trabajo la más extraordinaria determinación, creatividad y habilidad que he visto jamás. «La verdadera fuerza de un espartano es el guerrero que está a su lado». Estoy orgulloso de quiénes somos, de lo que representamos y de lo que luchamos por conseguir.

En cuanto a mí, sin embargo, no siento orgullo ni satisfacción. Por el contrario, siento un profundo sentido de urgencia: que no estoy haciendo lo suficiente.

Esta «obra de arte» se encuentra hoy colgando de la pared, y no es suficiente. Es hermosa, sí, pero los desafíos que enfrentamos no se solucionarán en una sola planta que captura carbono, por más bellos que sean sus colores.

En los últimos 15 meses, Newlight ha firmado acuerdos de compra o de producción bajo licencia por 74 mil millones de libras de AirCarbon: acuerdos a nivel mundial que crearán un valor significativo al reducir el costo para los consumidores, eliminar el combustible de nuestros productos y reducir la cantidad de carbono en el aire.

IKEA y Paques han adquirido licencias de producción de la tecnología de AirCarbon para producir el material de AirCarbon ellos mismos, Vinmar ha firmado un contrato de compra garantizada con Newlight para obtener un suministro a gran escala de AirCarbon, y Dell, KI, Hewlett-Packard, L’Oreal’s The Body Shop y otros han creado sociedades de comercialización con Newlight para reemplazar el plástico y reducir la cantidad de carbono en el aire sobre una base impulsada por el mercado.

Pero debemos hacer más, actuar más rápido.

Necesitamos que el mundo entero participe en este esfuerzo, que nos movamos juntos, como uno. Porque solo entonces lograremos el impacto que necesitamos realizar. Esa es nuestra visión, y tenemos la necesidad de hacerla realidad.

En los próximos meses anunciaremos cómo pensamos lograrlo.

Fuente: https://www.weforum.org/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 11 =