Estas son las ciudades con mayor huella de carbono

Enfrentar el problema de las emisiones mundiales podría ser más fácil de manejar de lo que parece.

Pensar en la producción mundial de gases de efecto invernadero puede alterar la mente y hacer que la escala del problema parezca inconmensurable. Pero un estudio nuevo, que muestra que el 18 % de todas las emisiones mundiales provienen de solo 100 ciudades, demuestra cómo la acción local puede reducir significativamente la contaminación.

Seúl en Corea de Sur encabezó la lista de huellas de carbono de 13.000 ciudades compilada por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología. Guangzhou en China, con una población de 14 millones, apareció en el segundo lugar, seguida por la ciudad de Nueva York.

Imagen: Imagen: Global Gridded Model of Carbon Footprints

Los Ángeles, Singapur, Chicago, Londres y Dubái también aparecen en las primeras 20 posiciones.

Poder concentrado

El investigador Daniel Morán dijo que estaba sorprendido por cómo las huellas de carbono se concentran en una pequeña cantidad de ciudades y suburbios densamente poblados y acomodados. Y eso podría hacer que frenar los niveles absolutos parezca más alcanzable, con el poder en manos de una cantidad relativamente pequeña de alcaldes y gobiernos locales.

Imagen: Imagen: Global Gridded Model of Carbon Footprints

En más de la mitad de los 187 países evaluados, las tres principales áreas urbanas fueron responsables de más del 25 % de todas las emisiones nacionales.

Los peores infractores

En términos per cápita, Hong Kong encabezó la lista, seguida por las ciudades de Mohammed Bin Zayed y Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos. Cuatro ciudades chinas conformaron las 10 más contaminantes por habitante, así como las ciudades estadounidenses de Nueva Orleans y Detroit.

Hong Kong fue la única ciudad que apareció dentro de las 10 primeras en términos absolutos y per cápita. Esta ha respondido al Acuerdo de París, cuyo objetivo es garantizar que el aumento de la temperatura media mundial no supere los 2 °C, en comparación con el nivel preindustrial, estableciendo planes para reducir las emisiones de carbono para 2030.

Y el nuevo informe podría interpretarse como una buena noticia a nivel mundial, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, decepcionara a los activistas ambientales al anunciar la retirada de los EE. UU. del Acuerdo de París. Aún así, se puede obtener cierto consuelo del informe de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, que sugiere que los alcaldes y los ciudadanos, en lugar de los gobiernos nacionales, están en la vanguardia en la batalla para frenar las emisiones.

“La confluencia de una alta concentración del PIB mundial y la huella de carbono global es un buen augurio para el desarrollo futuro de estrategias innovadoras para reducir las huellas”, dijeron los investigadores. “El hecho de que las huellas de carbono estén altamente concentradas en las ciudades ricas significa que las medidas específicas en algunos lugares y por coaliciones seleccionadas pueden tener un gran efecto cubriendo puntos de consumo importantes”.

Fuente: https://es.weforum.org/

Escrito por

Emma Charlton, Writer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − nueve =