China ya domina la generación de energías renovables. Su capacidad instalada de alrededor de 895 GW en 2020 era más que la Unión Europea, Estados Unidos y Australia juntos. Y mientras el mundo en general acelera su transición a la energía renovable, China también está aumentando su capacidad más rápido que nadie.

Ahora, según Reuters, tiene en marcha una serie de gigantescos proyectos solares y eólicos que ampliarán su capacidad actual en casi medio teravatio.

«China va a construir la mayor capacidad de generación de energía solar y eólica en el Gobi y el desierto de toda la historia, con 450 GW», dijo He Lifeng, director de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), al margen de la Asamblea Popular Nacional celebrada el sábado en Pekín.

Unos 100 GW de esta nueva capacidad ya están en construcción, y se suman a los 306 GW de capacidad solar y 328 GW de capacidad eólica que ya estaban instalados para finales de 2021.

El presidente chino, Xi Jinping, se ha comprometido a que la capacidad eólica y solar supere los 1,2 teravatios para 2030, como parte del plan del país para que sus emisiones de dióxido de carbono alcancen su punto máximo y comiencen a disminuir en esa misma época.

El carbón seguirá sosteniendo las redes energéticas de China por el momento. Aunque un 43,5% de la capacidad total instalada en el país -más de un teravatio en octubre pasado- es ahora renovable, los problemas de intermitencia y los factores de capacidad han hecho que el porcentaje de energía real generada por las energías renovables se acerque al 26%, y que la mayor parte del resto sea de carbón.

Aun así, esta cifra es favorable en comparación con otras grandes economías, y seguirá creciendo de forma constante a medida que estos enormes recursos planificados entren en funcionamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 2 =